jueves, 25 de noviembre de 2010

Beatles vs Rolling Stones

La batalla "Beatles vs Rolling Stones" es una de esas pavadas que trascienden a través del tiempo.
Por aquellas épocas, eran antagonistas; si te gustaban los Beatles, no te podían gustar los Rolling Stones. Yo crecí con esta idea... no sé de dónde la saqué, quizás de los libros y revistas que leía.
De más grande, aprendí que de hecho eran amigos, y que esa rivalidad nunca existió entre ellos. Les dí una oportunidad, pero... sinceramente, los Stones no me llegan.
Pero ¿qué es lo que los hizo antagonistas en esa época?
Pues, además de ser dos de las más importantes bandas británicas del momento, existía la diferencia de personalidades.
Los Beatles eran limpios, sobrios, amables y extraordinariamente simpáticos.
Los Rolling Stones eran sucios, pervertidos, borrachos y desagradables.


     
Los Beatles junto a la pileta


Los Rolling Stones junto a la pileta


Los Beatles descansando en el hotel


Los Rolling Stones descansando en el hotel

Los Beatles bebiendo
Los Rolling Stones bebiendo



Claro, que esto no es tan así; los fans de los Beatles sabemos sus perversiones, sus borracheras, y sus problemas con las drogas.
Y si bien no me gustan los Rolling Stones, sé que son personas agradables, inteligentes y muy creativas.

Pero la imagen que cada grupo proyectaba, fue su manera de venderse: Los Beatles agradaban a los adultos, por lo tanto eran socialmente más aceptables. Los Stones eran rebeldes, por lo tanto supieron ganarse el cariño de los adolescentes igualmente rebeldes.

Sus personalidades no eran tan diferentes, pues siempre se han llevado muy bien, pero por alguna razón estabas en un bando o en otro.
Yo me quedo con los Beatles, porque, además de amar los chocolates, caramelos y soñar con arcoiris y cachorritos, ellos fueron los que escribieron la canción que catapultó a la fama a los Rolling Stones:



Acá tenemos la versión "limpia y decente" ^^

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada